App de ligar paulitta

Yo estoy con Mario Vaquerizo: este feminismo también me da igual Llegué a la app para ligar por los mismos motivos que la mayoría de mujeres: una ruptura sentimental. Llevaba con mi ya exnovio siete años. O al menos eso es lo que crees. Total, que ahí estaba yo subiendo fotos mías como si fuese ganado a punto de ser etiquetado, y deslizando el dedo de un lado al otro de la pantalla por si me aparecía un ser humano con pene que pareciese medianamente interesante. Tras dos meses en la app, quedé con cuatro tíos. Es lo que ahora llaman ghosting, es decir, desaparecer del mapa sin dejar rastro. Tras dos meses en Tinder me di cuenta de que, como muchas mujeres, no estaba buscando en esa app ni hombres ni sexo sin compromiso, sino solo gratificación externa No me hicieron nada malo, al revés. Eran educados, bastante monos y medianamente habilidosos. Pero no quería volver a verles.

¿Dónde encontrar citas sexuales?

Si nunca me he decidido a basarse una es porque soy un tipo muy tímido, así que el único hecho de colocarme en una app dispuesto a conocer a mi posible novia me daba bastante miedo. Por otra parte, siempre he tenido la sensación de que muchas apps de citas son similares a una alhóndiga de pescado: un escaparate en el que te exhibes y en el que tus características personales, sentimentales y emocionales quedan reducidas a unas simples fotos y al criterio aleatorio de gente que, en una milésima de segundo y con una frialdad absoluta, decide si mira tu perfil o si te hace descender al achicharradero de una forma totalmente cruel. Empero esta vez ha sido muy aparte. Así fue mi experiencia usando Meetic Un amigo que me conoce a la perfección me sugirió hace algo que probase Meeticprometiéndome que la experimento sería muy distinta a lo que suele haber en otras apps para buscar pareja y que, encontrase o no a mi compañera ideal, en todo momento me sentiría cómodo. Una vez instalada, me registro. Para comenzar veo que el proceso es congruo completo, no se limita a rellenar cuatro datos obvios y subir unas fotos. Pues venga, activo ese servicio. Un chatbot para ayudarme a acertar mujeres De repente me aparece una tal Lara. Ah, calla, no, es un chatbot.

0 comentario

Remitir un comentario